La primaria Montessori es fascinante, en mi formación como guía de casa de niños tuve la oportunidad de observar un ambiente de Taller I  y me quedé fascinada. Me enamoré de la forma de trabajar, de observar a los niños y niñas trabajando solos, de forma autónoma, en calma. Ver las presentaciones individuales de la guía y ese fluir tan armónico dentro del aula me enamoró.

Hoy, os traigo una entrevista sobre primaria Montessori a una compañera y amiga, Marcela Moltini, Guía Montessori AMI de Casa de niños y de Taller. Profesora, Pedagoga y Coach de familia en el emprendimiento “Educar con alma, vivir con calma”, donde ayuda a las familias a disfrutar de una crianza respetuosa.

 

  • Marcela, ¿Cómo se estructura la primaria en Montessori?

 

En Montessori la primaria se divide en dos ciclos: Taller I, en el que están los niños y niñas de 6 a 9 años, mezclados. Taller II, donde están los niños/as de 9 a 12 años. Como en Casa de niños, mezclar edades es una oportunidad de aprendizaje tanto para los pequeños como para los mayores.

 

  • ¿Qué asignaturas se ven en cada ciclo?

 

Las asignaturas son las mismas que en la educación tradicional: matemáticas, geometría, lenguaje, arte, música, geografía historia, educación física y una lengua extranjera. En los dos ciclos se ven las mismas asignaturas, la diferencia es el nivel de conocimiento que se da en Taller I y Taller II.

Todas estas áreas están incluidas en Educación cósmica, así llamamos a nuestra primaria, porque el objetivo es educar en un todo, en algo global, donde todas las áreas estén interconectadas y en las que el niño encuentre respuestas a todas las preguntas que él se hace.

 

 

  • Háblanos un poco del sistema de evaluación y el paso de curso.

 

No tenemos un sistema de evaluación tradicional como el hecho de hacer exámenes y actividades que la maestra corrige. Nuestro sistema de evaluación está basado en la observación. Observamos como los alumnos van avanzando y adquiriendo los conocimientos de las distintas asignaturas.

No se corrigen actividades poniendo una nota. Si el niño ha hecho mal una operación  pero conoce el procedimiento se lo hacemos ver.

En las faltas de ortografía, que es algo que también preocupa en la escuela primaria, el procedimiento depende del niño. Al principio del aprendizaje en escritura no corregimos las faltas para no coartar el deseo del niño por escribir y comunicarse a través de la lectoescritura. Si es un niño que ya lleva tiempo escribiendo le damos herramientas, le presentamos las reglas ortográficas u otra actividad del área de lenguaje para que él vaya siendo consciente de la ortografía y de lo importante que es escribir correctamente, respetando los signos de puntuación, para que los demás nos puedan entender.

Es un trabajo de crecimiento entre el niño y la guía. La guía intenta que el niño construya su propio aprendizaje, la corrección no está basada en poner notas ni marcar con rojo donde está el error.

En cuanto al paso de curso, los niños están 3 años en Taller I y 3 años en Taller II que es donde finaliza la primaria. Con 9 años están preparados para pasar a Taller II, pero el paso de un taller a otro no solo es por la edad sino por la preparación académica y el desarrollo evolutivo y emocional del niño. Las guías observan todos estos aspectos y si no ven al niño preparado para pasar hablan con las familias para llegar a un acuerdo y que el niño pueda permanecer unos meses más en taller I, no se hace la repetición de curso como en la escuela tradicional. El objetivo es que el niño afiance sus conocimientos y su seguridad de tal forma que cuando pase a Taller II no fracase. Generalmente, si se ha hecho un buen trabajo a conciencia, donde se ha aportado todo lo que el niño necesita para crecer, estará preparado para pasar, pero como siempre en la vida hay excepciones, y si hay algún niño que por alguna dificultad no está listo no le pasamos porque nuestro objetivo es que los niños sientan que avanzan, que confíen en sí mismos, que vean que los retos que les ponemos los pueden superar. Se tienen en cuenta muchas variables para que la transición sea lo más amena posible.

 

  • ¿Se hacen exámenes? ¿Y deberes?

 

No hacemos exámenes como se entienden en la escuela tradicional, pero los niños viven examinándose a ellos mismos a diario ya que en el ambiente siempre hay nuevos retos que son sus propios exámenes.

Por ejemplo, en matemáticas si están aprendiendo a dividir, ellos mismos se ponen divisiones cada vez más complejas y así ellos se auto retan y se autoevalúan. No hay necesidad de hacer exámenes.

En cuanto a los deberes no son del tipo de mandar tareas para casa como hacer páginas de un libro o cosas así, sino aquellas que implican una responsabilidad del niño para aportar un material o un conocimiento que tiene o investiga en su casa, con el objetivo de enriquecer un trabajo que se está haciendo en clase o bien para sí mismo o bien para todo el grupo.

 

  • ¿Me cuentas un poco acerca de algunas asignaturas?

 

Las asignaturas en Montessori son las mismas que en la enseñanza tradicional, los contenidos son los mismos, simplemente la manera de abordar el conocimiento y los objetivos son diferentes.

En Lenguaje, aprenden a leer y escribir, gramática, historia del lenguaje y de la escritura. El objetivo principal es que el niño se pueda comunicar a través de la escritura y que a través de la lectura pueda interesarse por las cosas que le rodean, mantener la curiosidad y el deseo de aprender. El objetivo no es que conozca tanto la teoría, aunque también se trabaja.

En Biología nuestro objetivo principal es que amen la naturaleza. Las presentaciones no están basadas en que conozcan perfectamente la teoría sino el propósito que sigue cada cosas que estudiamos, por ejemplo, si estudiamos las partes de la flor, nuestro objetivo es que conozcan y sean conscientes que cada parte de la flor aporta algo a la naturaleza que le permite seguir viviendo, seguir creciendo, fortaleciéndose y formando parte de este ecosistema. Que vean que hay una interconexión de todo con todo.

En Historia vemos las distintas etapas de la historia y del universo, pero nuestro objetivo principal es el hombre. Nos interesa todo lo que el hombre ha aportado a la sociedad de manera arbitraria, sin enfocarnos tanto en el suceso sino en lo que se ha aportado. También hacemos hincapié en qué cosas el hombre no está haciendo bien en relación al planeta y al universo. La diferencia principal es ésta ya que los contenidos son los mismos. A medida que avanzamos los contenidos son mayores, vamos revisando los ya adquiridos pero de manera muy sencilla para poder avanzar. No permanecemos tanto en los contenidos ya vistos como en la escuela tradicional que todos los años ven lo mismo con un poquito más. Hacemos que el contenido ya adquirido se arraigue, que el niño lo construya y le quede bien asentado para poder avanzar, aunque esto suponga no ver tanta materia.

 

  • ¿Qué es lo que más te gusta de Taller?

 

Actualmente hay mucha gente ayudando a los demás a encontrar su pasión y que trabajen según sus talentos. Lo que más me enamoró de Taller es que está en unión con esta búsqueda. El objetivo final de primaria Montessori es que el niño empiece a encontrar su misión cósmica, empiece a descubrir sus talentos, sus pasiones y cómo él va a devolverle a la humanidad lo que ella le está aportando a él ahora. Esto se cierra en la adolescencia pero el objetivo de las guías de Taller es éste, que los niños encuentren sus pasiones, sus talentos, que vean como pueden brillar, que sepan en lo que ya están brillando y puedan empezar a recorrer el camino para encontrar su misión cósmica, esto es sin duda, lo que más me enamoró de Taller.

 

  • ¿Por qué recomendarías una Primaria Montessori?

 

Recomiendo una Escuela Montessori porque los niños van a explorar las distintas áreas con autonomía, independencia, libertad y responsabilidad, con lo que van a crecer en estos aspectos de personalidad tan importantes en el ser humano. Van a poder dar sus opiniones libremente y se van a dar cuenta que no todo el mundo tiene su misma opinión. Van a aprender a sociabilizar de una manera óptima. Por supuesto, van a descubrir su pasión y sus talentos como ya he dicho antes.

Montessori es una filosofía de vida, no es sólo una metodología de aprendizaje, por tanto, hay una pieza muy importante que es la familia y si desde la misma no se ayuda a los niños a vivirla, muchas de las oportunidades que como guías les damos se verán truncadas. Yo recomiendo a los padres que  lleven a sus hijos a una escuela Montessori porque creen en esta filosofía y la llevan a cabo en su casa, y no porque está de moda o porque los dueños de Facebook o Google estudiaron en ella u otros personajes famosos.

Puede que no sea fácil al principio, pero acompañados por la guía podrán salir de su zona de confort y de esa manera de educar basada en premios y castigos, para hacerlo en una basada en seguir al niño.

 

Muchas gracias Marcela, ha sido un placer hablar contigo y que nos des esta información tan actual y tan bonita para poder decidirnos por una escuela Montessori.

Si queréis contactar con ella podéis hacerlo a través de su correo: marcelamoltini@gmail.com

 

Por Meritxell Blasco Pardos

 Guía Montessori para niños de 3 a 6 años. Formación AMI y psicología


PAGO SEGURO

(Transferencia, tarjeta de crédito o paypal)


ENVIO 3,90€ (PENÍNSULA)

(envío gratuito pedidos superiores 75€) (Península y Portugal, salvo islas) PARA ENVÍOS A CANARIAS, CONSULTAR

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES            


CONDICIONES GENERALES  Tlf: 651 90 90 92  /   info@bonicos.es