Los hay, debe haberlos, ya que hay tantos niños víctimas de maltrato y de abandono físico y psicológico. Si lo que les ocurre a algunos niños le ocurriera a alguna mujer diríamos que es violencia de género y debe abandonar al maltratador porque es obvio que no la quiere ni la respeta, pero qué pasa cuando les ocurre  a los niños? ¿Los padres sí le quieren? ¿le respetan? ¿Debe también abandonarlos? Esta claro que no pueden ni quieren porque siguen unidos a ellos, pero aunque los hijos sean ya personas adultas suelen seguir unidos  a la familia porque se supone que los padres siempre quieren a sus hijos, pero perdonad mi opinión, no es siempre así, es tan doloroso sólo el pensarlo que es uno de esos temas tabú que casi nadie se atreve a abordar.

Algunos padres demuestran su falta de amor golpeando a sus hijos,  insultando, menospreciando, pero no hace falta llegar tan lejos, también se demuestra el desamor abandonando, no importándoles lo que les pasa, no cuidando, no estando ahí, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen encontrada en un muro de Lamas (selva de Perú)

 

¿Y los hijos quieren a sus padres? Pues en principio sí, los necesitan al nacer y los necesitan para sobrevivir, por eso van a perdonar cualquier tipo de relación tóxica y de abuso que ejerzan sus padres sobre ellos, les aman de forma incondicional, están unidos a ellos desde lo más profundo, y esto lo saben todos los padres. ¿Os habéis dado cuenta que normalmente las palabras más feas que recibe un niño es por parte de su padre o madre? Los padres siempre atentos a que nadie diga nada negativo a sus hijos y luego en un arrebato de ira y pérdida de paciencia se dejan llevar por las emociones desbordadas y les dicen a sus hijos cosas horribles, ¿os suena? ¿Esto es querer y respetar a un hijo?  Si ocurre de forma esporádica vamos a entenderlo como una pérdida de paciencia ocasional, pero si ocurre de forma habitual hay que ponerse a pensar qué está pasando con esa relación o con esas emociones desbordadas por parte del padre o madre. Cuando un niño recibe este tipo de tratos nadie se entera y la vida sigue para ese niño que cada vez tiene la autoestima más baja y la rabia interna más alta. Cuando este niño crezca seguramente repetirá patrones y será culpado de insensible y de tratar mal a sus padres.

 

¿Qué suele ocurrir con niños y niñas que han sentido abandono emocional porque sus padres no han estado presentes ni física ni emocionalmente? Padres que han estado tan ocupados en sus propios problemas emocionales que no les ha importado lo que les ocurría a sus hijos y si además de forma habitual les recriminaban conductas tipo: no sabes estudiar, eres torpe, eres tonto, eres inútil,  nadie te va a querer, te vas a quedar solo/a, papá/mamá no te va a querer si haces eso…¿os suena? Pues estos niños y niñas suelen necesita tanto amor para respirar, para crecer, para sobrevivir, que aprenden a mendigarlo. Por un lado quieren conservar su individualidad porque suelen ser niños muy sensitivos y con una personalidad especial, pero saben que es precisamente esa forma de ser la que enfada a sus padres y tapan esas cualidades y se muestran sumisos, quieren ser buenos para que los acepten y les amen, suelen mostrarse muy obedientes en algunos momentos y hacen todo lo que se les pide , pero cuidado cuando llegan a la adolescencia, momento de sanar, segunda oportunidad para ser fiel a uno mismo. Ese niño que aprendió a ser sumiso, bueno y obediente para que le amaran se vuelve rebelde e insolente, seguramente empiece a odiar a alguno de sus padres o a los dos, y en ese proceso sanará. Tendrá que cortar el cordón que les une y aprender a ser él mismo, pero muchos no lo logran.

Todos necesitamos la aceptación y unión con nuestro clan

Si no lo logran en la adolescencia buscarán, de forma inconsciente, parejas con la que tienen que seguir mendigando amor, y normalmente, con ese gran maestro que es la pareja, empezarán a entender lo que ocurre y puede que se hagan conscientes de todo y sanen su niño herido.

No se puede generalizar, pero suele ocurrir que los niños no queridos, no valorados ni respetados por sus padres son niños que nacen con algunas cualidades distintas a las admitidas en ese clan familiar, desde pequeños se les ve raros o molestos  y se les intenta modelar pero no se consigue tan fácilmente porque los niños siguen su maestro interno  y son fieles a lo que sienten, entonces empiezan los insultos y las faltas de respeto por ese hijo/a que no es como se había esperado y ese niño empieza a sufrir y a intentar cambiar su esencia porque piensa que no es bueno. Seguramente este niño tendrá problemas con sus padres en su etapa adulta y sus padres se seguirán quejando de él. ¿Creéis que los niños tratados con amor y respeto desde su nacimiento, con atención continua y amorosa de mayores se portan mal con sus padres? Creo que no.

No quiero escribir un post para culpabilizar a los padres pero sí quiero hacer una llamada de atención a todos los que somos padres y madres, cuidado con lo que decimos y hacemos, a veces somos nosotros los que peor tratamos a nuestros hijos. Padres demasiado ocupados en sus trabajos, en sus relaciones deterioradas de pareja, en sus engaños amorosos..a montones..y así, en ese bucle de problemas los que pagan el pato suelen ser los hijos.

Aún así, los niños tienen esa capacidad de vivir el presente y de amar de forma incondicional. Felices los niños y los locos porque son capaces de ser fieles a sí mismos y cambiarán el mundo.


PAGO SEGURO

(Transferencia, tarjeta de crédito o paypal)


EN 24/48 HORAS

(Tu pedido en casa en 24 horas)


ENVIO 3,90€ (PENÍNSULA)

(envío gratuito pedidos superiores 75€) (Península y Portugal, salvo islas) PARA ENVÍOS A CANARIAS, CONSULTAR

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER:



SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES            


CONTACTA CON NOSOTROS  Tlf: 651 90 90 92  /   info@bonicos.es