trabajo individualizado montessori

La educación debe ser un medio para llegar a la libertad, la autonomía, la independencia y la solidaridad humana, que a su vez nos llevará al desarrollo de la paz.

Decía María Montessori: 

“Un niño que es educado en el amor, en la libertad, en la autodisciplina, llegará a funcionar de una manera que puede generar un ambiente de paz en el mundo”.

 

La pedagogía Montessori se centra en el respeto por la individualidad de cada niño y en su capacidad innata para aprender. Un ambiente Montessori está diseñado para adaptarse a las necesidades y ritmos únicos de cada niño, fomentando así un ambiente donde cada uno puede explorar y aprender a su propio ritmo.

Los materiales son clave para promover este aprendizaje individualizado ya que promueven la autoexploración y todos tienen su propio control de error, es decir, son autocorrectivos,  los niños se dan cuenta por sí mismos si están haciendo bien el ejercicio. Están diseñados para abordar diferentes áreas de desarrollo, desde habilidades motoras hasta cognitivas y sensoriales. Te dejo aquí un post que escribimos sobre esto en nuestro Blog, 

Los guías Montessori observan a cada niño para comprender sus intereses, habilidades y necesidades únicas.

trabajo individualizado montessori

Vamos a explorar de forma detallada los principios pedagógicos en los que se basa Montessori.

 

La educación debe ocuparse de satisfacer las necesidades de desarrollo de cada individuo, así cada uno se convierte en el creador de su propia vida. 

En Montessori consideramos que la educación debe ser una “ayuda a la vida”, y por tanto, la prioridad es dar una respuesta adecuada a cada niño según las necesidades de cada etapa en la que se encuentre.

En esta educación como ayuda a la vida nos basamos en 3 ejes principales:

  • El niño/a
  • El ambiente preparado
  • El desarrollo del adulto o guía.

 

  • El niño.

 

Al niño lo consideramos como un ser único que sabe perfectamente lo que necesita en cada momento en cuanto a su aprendizaje, pensamos que tiene un maestro interior que le guía. 

 

Todos nacemos con unas necesidades y unas tendencias humanas que son universales, no tienen en cuenta ni la cultura ni la época. Son inclinaciones a la orientación, exploración y comunicación, entre otras. Estas tendencias hay que tenerlas siempre en la mente a la hora de trabajar con niños porque van a intentar llevarlas a cabo por encima de todo, son como impulsos vitales.

Esas tendencias tenemos que saber ubicarlas según el momento evolutivo en el que se encuentra el niño, es decir, tenemos que tener en cuenta el plano de desarrollo. Son 4 los planos de desarrollo: 

  • Infancia, de los 0 a los 6 años
  • Niñez, de los 6 a los 12.
  • Adolescencia, de los 12 a los 18
  • Juventud, de los 18 a los 24 aproximadamente porque se está alargando este plano de desarrollo.

Podéis leer más acerca de los planos de desarrollo aquí.

Podéis leer más acerca de las Tendencias Humanas aquí.

Además, hay otra característica que hace que los niños tengan ritmos distintos y son los periodos sensitivos, también conocidos como “ventanas de oportunidad”. Son sensibilidades especiales hacia ciertas características del ambiente como el lenguaje, el orden, el refinamiento del movimiento y de los sentidos. Depende del momento evolutivo del niño va a estar pasando por un periodo sensitivo u otro, y esto hay que tenerlo muy en cuenta a la hora de mostrarle un material o guiar a un niño hacia un determinado aprendizaje, porque va a absorber mejor los aprendizajes  que estén alineados con el periodo sensitivo que tenga activo en esa etapa. En un ambiente Montessori tenemos muy en cuenta los distintos momentos en los que los niños suelen pasar por un periodo u otro a la hora de guiarlos en sus aprendizajes. Podéis leer más acerca de los periodos sensitivos aquí.

trabajo individualizado montessori

  • El ambiente preparado.

 

Un aula Montessori es un espacio físico y psicológico diseñado para proveer al niño las oportunidades para aprender a través de sus experiencias personales y poder así construir su propio aprendizaje y su personalidad. A esto es a lo que llamamos ambiente preparado. Es un lugar creado para responder a las necesidades físicas, intelectuales, sociales y espirituales del niño, donde pueden trabajar y relacionarse con libertad. Está construido como un apoyo a las tendencias humanas, de las que os hablaba antes, que cada niño expresa y manifiesta de manera individual.

Este ambiente es un puente entre la vida real y el mundo del niño, y en él se puede mover con libertad decidiendo qué tipo de aprendizaje es el más adecuado en cada momento. No todos los niños necesitan lo mismo en un momento preciso.

trabajo individualizado montessori

  • El adulto o guía.

 

La guía Montessori es el vínculo entre el niño y el ambiente preparado. Es un adulto facilitador que hace que el niño y el medio ambiente entren en contacto, de manera que este medio ambiente le sirva al niño para su desarrollo individualizado.

El guía Montessori debe estar en un continuo autoconocimiento, debe tener un gran trabajo personal hecho para así poder entender mejor al niño.

Por medio de nuestro propio desarrollo personal estamos más capacitados para aceptar de forma incondicional a los niños, podemos mirarles con más comprensión y respeto, esto facilita el trabajo en el aula de forma individual, sabiendo que cada niño está pasando por un momento evolutivo y personal distinto, además actuamos como modelos para los niños.

 

El papel del guía es muy importante y podéis leer más acerca de este tema aquí, pero en lo referente al tema principal del que estamos hablando, él siempre debe observar a los niños para decidir qué material presentarle, qué técnicas utilizar, por qué procesos está pasando cada niño. Esta observación la puede llevar a cabo porque hay momentos en los que los niños están trabajando solos y el guía puede dedicarse a ello.

 

La misión de un guía es ayudar a cada niño a llegar a su propia meta, a desarrollarse a sí mismo, y es por esto, que el aprendizaje en un ambiente montessori es siempre individualizado. 

 

Una escuela Montessori es un lugar donde los niños pueden vivir su propia vida de acuerdo con sus propias leyes de desarrollo, dentro de los límites que dicta el bien común, sin intervención directa de los adultos.

 

Por Meritxell Blasco Pardos

 Guía Montessori para niños de 3 a 6 años. Formación AMI y psicología.


ENVÍO EN 24/48H

(4,50€ y gratis a partir de 80€ para envíos a península)


PAGO SEGURO

(Transferencia, tarjeta de crédito, Bizum o Paypal)


ENVIO A PENÍNSULA

PARA ENVÍOS A CANARIAS Y PORTUGAL, CONSULTAR



SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

            

Suscríbete a nuestro boletín


FELIZ DÍA DEL JUEGO

Excluye Libros, mobiliario y árticulos ya rebajados.